Buscar

Necochea - Hermosa naturaleza

Necochea: La naturaleza en todo su esplendor

Playas, parque, río, médanos y mucho más se puede encontrar en este importante destino turístico de la costa atlántica bonaerense que renueva su bienvenida a los turistas de todo el país.

La naturaleza ha dotado a Necochea con lugares donde la belleza y el colorido son el común denominador, configurando un entorno en el que resaltan las múltiples alternativas que encuentran quienes eligen a esta ciudad para disfrutar sus vacaciones.
Cuando los turistas abren el amplio abanico de posibilidades que distingue a Necochea, comprueban los innumerables atractivos que cautivan a quienes nos visitan anualmente en búsqueda de un placentero descanso en familia.
Las suaves y extensas playas se transforman en un verdadero imán en las temporadas veraniegas, concentrándose el mayor movimiento en aquellas ubicadas en el sector céntrico, donde la arena se torna en una pasarela en la cual desfilan los contorneantes cuerpos bronceados que acaparan todas las miradas.
En esta zona se ubican los principales balnearios, con sus construcciones que albergan carpas y sombrillas, solarium, áreas deportivas, juegos infantiles, bares y restaurantes.
Estas playas tienen la particularidad de estar iluminadas, por lo que son muchos los que se deleitan con las caminatas nocturnas junto a las aguas, con el sonido de fondo que provocan las olas.
Quienes prefieren la tranquilidad también tienen sus sitios ideales junto al mar.
En dirección al oeste, a unos 10 kilómetros, pueden encontrar el paraje Las Grutas, cuyo nombre se debe a la contínua erosión del mar. Es aconsejable para el descanso y para quienes disfrutan de la pesca.
Más adelante, se accede a lugares propicios para la pesca, la práctica del surf y la aventura, como Punta Negra, Punta Florida y Cueva del Tigre.
Las playas de Quequén también tienen su particular encanto, como la de Bahía de los Vientos, que se caracteriza por sus construcciones de tipo mediterráneo.
Imponentes médanos y una vista inigualable del mar, ofrece la población de Costa Bonita, donde el mar deposita piedras multicolores en la arena, las cuales son dignas de coleccionistas.

Un parque como pocos.
La inmensidad del Parque Miguel Lillo, con sus 640 hectáreas y más de un millón de especies arbóreas, es un factor preponderante en la oferta turística de Necochea.
Es ideal para recorrerlo a pie, para la práctica de deportes aeróbicos o bien para realizar cabalgatas.
Cuenta con un anfiteatro al aire libre, una plaza, dos museos y los fogones en el área de Pinolandia.
En otra de sus áreas está el Lago de los Cisnes, donde pueden alquilarse bicicletas acuáticas para trasladarse en este espejo de agua donde nadan mansamente cisnes y patos.

Niños de fiesta.
El martes próximo se levantará el telón de la 50º edición del Festival Infantil, único en su tipo en el país y América latina, y que ofrece durante una semana la posibilidad de observar espectáculos teatrales, títeres y talleres en forma gratuita.
En esta oportunidad el tema será "Canciones y cuentos para escuchar y mirar de todos los tiempos" y, bajo esa idea, fueron adornadas y confeccionadas las carrozas, que tomarán parte del tradicional desfile el 8 de enero, junto a las comparsas.
El escenario será la avenida 10, de 75 a 91, habiendo comprometido su presencia el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.
Las enormes carpas armadas en un sector del Parque Miguel Lillo, conocido como "Festivalódromo", recibirán a centenares de niños con sus familias durante las funciones de los elencos teatrales de todo el país.

Aventura en los médanos.
Una de las excursiones imperdibles es la que tiene como destino el paraje identificado como Médano Blanco, un lugar frecuentemente visitado por turistas nacionales y extranjeros.
Una empresa con jeeps y vehículos apropiados para ascender por las imponentes dunas, recorre con estos medios mecánicos los sectores costeros prácticamente inexplotados, pero con una belleza sin par.
Para llevar adelante una excursión de este tipo las tarifas varían según las características del viaje, ya que se organizan diferentes actividades, según los requerimientos de los turistas que desean experimentar una sensación distinta a lo convencional.
Médano Blanco está a más de cien metros sobre el nivel del mar y desde lo alto se domina un paisaje inigualable.

Rafting en el Río Quequén.
El río Quequén se convierte en una opción ideal para los amantes de los deportes náuticos, siendo el rafting una de las atracciones que se ofrecen. Sus saltos y cascadas pueden ser vividos a pleno en gomones o bien a bordo de canoas o kayaks.
Posee una cuenca de 500.000 hectáreas y desemboca en el océano Atlántico luego de recorrer un curso de 250 kilómetros.
Hasta el paraje Las Cascadas puede transitarse por un serpenteante camino ribereño, desde donde se observan los más bellos paisajes.
Las barrancas van lentamente ganando altura y se entremezclan con una colorida vegetación, mientras que cisnes, patos y aves de distintas especies, dan vida a este privilegiado hábitat.
En el Parque Cura Meucó se halla la Estación de Piscicultura, un acuario de 22 peceras con distintas especies autóctonas, ornamentales y de agua salada.


Parque subacuático.
Necochea también dispone de un parque subacuático. El buque pesquero Kabryl fue hundido a unos 1.500 metros de las costas locales y brinda la posibilidad de practicar buceo.
El casco de la embarcación se encuentra a cuatro metros de profundidad.
La nave, de 72,50 metros de eslora (largo), 12,70 metros de manga (ancho) y 8 metros de puntal (alto), quedó sumergida en un área ubicada entre el Camping Americano y el Muelle de Pescadores, luego de que le fueran retirados los motores, combustible de los tanques y revestimientos, entre otros elementos.
Se hizo especial hincapié en sacar todo aquello que pudiera causar contaminaciones que perjudicaran la flora y fauna marina.

PD: Por OScar Gonzalez

Seguinos